Allegro con batuta 7: Fantasía para orquesta y otras formas de acercarse a la música clásica

En esta nueva entrega de Allegro con batuta nuestro anfitrión, Iván López Reynoso nos platicará cómo fue su primer acercamiento a la música clásica, a través de una película animada emblemática de Disney, se trata de Fantasía. Al mismo tiempo, propone al público caminos para acercarse al mundo de la música de conciertos, ya sea a través de referencias literarias, de musicales, de la música para piano o del trabajo de los compositores de las películas que nos han marcado.

¿Te gustó? ¿Qué opinas? Tus comentarios nos interesan.

Escríbenos

  • Anfitrión: Iván López Reynoso
  • Episodio: 7
  • Duración: 12:38
  • Etiquetas: #IvánLópezReynoso, #Fantasía, #Disney, #WaltDisney, #WestSideStory, #NinoRota, #JohnWilliams, #Mozart, #Chopin

Suscríbete con tu servicio de pódcast favorito:

Suscríbete con Apple PodcastsSuscríbete con Google PodcastsSuscríbete con SpotifySuscríbete con Amazon AudibleSuscríbete con PlayerFMSuscríbete con LISTEN NOTES

Allegro con batuta

Capítulo 7: Fantasía para orquesta y otras formas de acercarse a la música clásica

Anfitrión: Iván López Reynoso

Rúbrica: Una partitura no es una pieza de museo, no es un monumento inalterable, no es un recuerdo estancado. Una partitura se toca, se platica, se arruga, se escucha. Allegro con batuta. Un podcast de perspectivas y análisis sobre el panorama musical y artístico. Con Iván López Reynoso. CulturaUNAM.

[Habla Iván López Reynoso]: Amigas y amigos, me da muchísimo gusto saludarlos de nuevo en este podcast Allegro con batuta que, con tanta ilusión, llevo a ustedes gracias a CulturaUNAM. Este es el séptimo episodio y yo soy Iván López Reynoso, director de orquesta mexicano.

Me da una gran alegría saludarlos, como en cada emisión y, en la emisión de hoy, hablar de un tema muy particular, de una inquietud, de una curiosidad y de algunos consejos que pueden ayudarlos a una pregunta que me suelen hacer mucho, que disfruto mucho contestar, y que en este momento particular disfrutaré mucho divagar con ustedes.

¿Cómo le hago para acercarme a la música clásica? ¿Qué tengo que hacer para que me guste? ¿Qué tengo que hacer para entenderla más? ¿Qué tengo que hacer para ser un melómano de hueso colorado? ¿Qué tengo que hacer para entender y disfrutar la música de conciertos?

Amigos, esta pregunta y estas reflexiones que compartiré con ustedes el día de hoy me gustan mucho y me gusta mucho compartirlas porque es un tema apasionante y es un tema que a mí me emociona mucho. Yo les voy a contar, brevemente, antes de entrar plenamente en materia, pero ya esta anécdota es realmente dentro de la materia, una historia.

Un niño curioso, de dos años ve, por primera vez, la película Fantasía de Disney, en un formato beta, gracias al regalo de su abuelo. La película Fantasía enamora por completo a este niño. Este niño de dos años aprende a manejar la video casetera para regresar y adelantar, retroceder, avanzar, poner pausa, poner stop, poner play a esta película que es una magnífica secuencia de imágenes de luz, de brillo, de historias contadas a través de grandes obras de la música, como El cascanueces, La consagración de la primavera.

Esta película marcó la vida de este niño de dos años y este niño de dos años, hoy está charlando con ustedes, enviando un podcast, recomendando a todos los que tienen hijos pequeños, a todos los que tienen niños con curiosidades, con entusiasmo, que quieren desarrollar la sensibilidad de esos pequeños, que les pongan la película Fantasía de Walt Disney.

La película Fantasía que es un clásico ya de los dibujos animados, que recopila desde Bach hasta Stravinski, a través de las imágenes de este genio que fue Walt Disney, con Mickey Mouse, con muchísimos otros personajes, contando ya sea la Sinfonía [n.º 6 en fa mayor, op. 68] Pastoral de Beethoven, a través del olimpo o contando La consagración de la primavera de Stravinski, basándonos en la creación de la tierra o, bien, La noche en la árida montaña, de Mussorgsky, y culminando con el Ave María de Schubert y combinando también El bien con el mal, esta película que es realmente un ejercicio magnífico, filmográfico, y del despertar de las emociones de un pequeño. Y no nada más de los chicos, también de los grandes; es gracias a esa película que mis papás también empezaron a entender el mundo de la música clásica.

Es de disfrute para todos, en verdad, queridos amigos, lo que es la película Fantasía de Walt Disney. Y así, existe también, la película Fantasía 2000, que es mucho más moderna, mucho más actual, con distintos pasajes musicales, como la Quinta sinfonía de Beethoven, en Rapsodia en azul de Gershwin, Pinos de Roma de Respighi y que es, indiscutiblemente, también un clásico para acercarnos al mundo de la música clásica de una manera didáctica, de una manera distinta, de una manera colorida.

Ahora bien, si ustedes dicen, “no a mí las películas de Fantasía no me encantaron, recomiéndame otra manera de llegar a la música clásica o a la música de conciertos”. Yo les diría, bueno, díganme qué les gusta leer, si les gusta la literatura hay una infinidad de obras de música sinfónica basadas en grandes obras literarias. Por ejemplo, El Quijote de Cervantes, que tiene en el catálogo de música de conciertos una gran, gran cantidad de obras, como por ejemplo, la suite Don Quijote [Don Quichotte-Suite] de Telemann, compositor barroco, y esta pequeña suite burlesca para orquesta de cuerdas retrata varios de los episodios de la magnífica historia de Cervantes. O sí son más de corte romántico, el magnífico poema sinfónico Don Quijote de Richard Strauss, que es una gran obra para orquesta y chelo solista, que también narra una serie de acontecimientos de la magnífica obra literaria de Cervantes, y que, en muchas de las ocasiones, los personajes de esta fantástica obra literaria están dibujados dentro de los instrumentos de la orquesta.

Ahora bien, también hay Shakespeare con orquesta sinfónica, tenemos Romeo y Julieta. ¿Quién no ha oído hablar de Romeo y Julieta? Y para Romeo y Julieta tenemos muchísimos ejemplos también. La Obertura-Fantasía Romeo y Julieta de Chaikovski es una las obras más emocionantes del repertorio sinfónico, esta partitura qué es una obertura-fantasía, llamada así por el propio compositor, que igualmente narra a través de una serie de acontecimientos musicales la historia, de manera muy compacta, de los dos amantes de Verona.

También hay óperas al respecto de Romeo y Julieta, tenemos la ópera de Charles Gounod, ópera francesa, hermosa, de corte romántico, de corte lírico, que será, sin duda alguna, del disfrute de todos ustedes. Y ahora bien, también entrando dentro de Romeo Julieta pero en una versión un poco más peculiar, pero conocida y querida también por todos, está West Side Story. Este magnífico musical de Leonard Bernstein existe en formato de película; existe en formato de comedia musical; que muchas veces se ha llevado a los teatros de ópera y que existe también en formato de suite sinfónica para orquesta. West Side Story, de Leonard Bernstein, que es nada menos que la historia Romeo y Julieta de Shakespeare trasladada a Nueva York.

Ahora bien, hay muchas otras obras que pueden también servir como inspiración o como ejemplo de literatura llevada a la música. Yo los invito a que reflexionen cuáles son los libros que disfrutan leer, qué tipo de literatura, y que encuentren en la música una aliada para empezar descubrir también el mundo sinfónico.

Si ustedes me dicen, “no, yo no soy de leer, yo no soy de literatura; yo soy más de sentir, de escuchar y de relajarme y a mí la música sinfónica me abruma”, “yo prefiero algo más discreto, más contemplativo, más tranquilo”. En ese caso, queridos amigos, amigas, puedo recomendar ampliamente que comiencen por música para piano. La música para piano solo, que igualmente hay de todo tipo, desde los preludios y las suites de Bach, que son del periodo Barroco, hasta creaciones contemporáneas como Elliott Carter, pero para entrar en el mundo del piano yo siempre digo que lo más adecuado, lo que será siempre más fácil, más digerible, serán las magníficas obras para piano solo de Chopin. Este compositor romántico, virtuoso del piano, que tiene mazurcas, valses, polonesas, nocturnos, sonatas, de todo tipo de literatura pianística para que ustedes puedan disfrutar tranquilamente un momento de virtuosismo o de melancolía o de nostalgia o de danza, a través del piano.

Una vez que hayan disfrutado la música para piano de Chopin, pueden probar la combinación del piano con algún otro instrumento. Hay sonatas para violín y piano; y algunas que les podría recomendar son las Sonatas de Mozart para violín y piano. Todas ellas son maravillosas. La Sonata de César Franck para violín y piano es una obra romántica maravillosa y, poco a poco, ir agrandando el formato; hay obras de cámara para trío (con violín, chelo y piano); para cuarteto (con dos violines, chelo y piano); o violín, viola, chelo y piano; todo este repertorio pasando por compositores como Mendelssohn, como Dvořák, como Chaikovski, como Beethoven y, si ustedes me dicen, “yo sí prefiero el gran repertorio pero soy de índole un poco más conservadora, más clásica menos grandilocuente”, no hay mejor repertorio para iniciar a escuchar este tipo de música sinfónica que el clasicismo, queridos amigos.

Yo puedo recomendarles sinceramente las dos últimas sinfonías de Mozart, las sinfonías n.º 40 y n.º 41, y ustedes verán qué diferencia tan grande puede haber en un compositor, entre una sinfonía y la otra. La Sinfonía n.º 40 [es] de una clara melancolía, de un carácter un tanto menos festivo y efusivo, pero no por ello menos hermosa, es una obra de gran transparencia, cristalina, que conecta directamente con las emociones. Y la Sinfonía n.º 41 en do mayor, Júpiter es una obra festiva, grande, una gran apoteosis, el triunfo del intelecto. La Sinfonía n.º 41 de Mozart es, definitivamente, una de las grandes obras del repertorio sinfónico del clasicismo.

Así, queridos amigos, pueden ir descubriendo poco a poco o a través de todas estas recomendaciones, una gran variedad de opciones. Hemos recomendado en este podcast: música para piano, música sinfónica, música de cámara, música con voz, música para cine… les puedo recomendar también, la música filmográfica; es ideal para los que quieren acercarse al mundo de la música de conciertos, a través de John Williams, a través de Nino Rota, a través de Bernard Herrmann. Estos grandes compositores que han logrado construir universos musicales en sus partituras para cine.

Queridos amigos, es cuestión de tener curiosidad, es cuestión, sobre todo, de perderle el miedo a la música de conciertos, de atreverse a ir, a vivir un concierto, emocionarse con una orquesta, emocionarse con un solista; en este momento, en el que la humanidad está, poco a poco, regresando a tener una presencia cultural de nuevo en las salas de conciertos. Queridas amigas, queridos amigos, yo soy Iván López Reynoso, me dio muchísimo gusto platicar de nuevo con ustedes en este podcast Allegro con batuta, espero que estén muy bien, hasta la próxima emisión y que sigan teniendo un magnífico día.

Rúbrica: Un podcast de perspectivas y análisis sobre el panorama musical y artístico. Con Iván López Reynoso.

CulturaUNAM

[FIN]

Allegro con batuta

Analizaremos el futuro y la actualidad de la música clásica con los ojos de las nuevas generaciones. Platicaremos sobre las propuestas, las vertientes, las alternativas y los factores que intervienen en la reinvención y renovación de las actividades artísticas escénico-musicales. ¿Qué finalidad tiene un concierto? ¿Para qué sirve la música clásica? ¿Está vigente? Estas son algunas de las preguntas que nos plantearemos juntos y que intentaremos contestar en estas sesiones de análisis y reflexión.

Iván López Reynoso

Iván López Reynoso

Anfitrión

Considerado una de las batutas jóvenes más importantes de la actualidad, ha dirigido en países como México, Perú, España, Alemania, Italia y Omán. Es director asociado de la OFUNAM y principal director invitado de la Oviedo Filarmonía en España. Su versatilidad lo ha llevado a dirigir música sinfónica, danza, ballet, espectáculos multidisciplinarios y más de 30 óperas. Colabora frecuentemente con orquestas de prestigio y con artistas como Javier Camarena, Brigitte Fassbaender e Ildar Abdrazakov, entre otros. Es el primer director mexicano en haber participado en el Rossini Opera Festival de Italia, y se convertirá en el primero en dirigir en el Teatro Real de Madrid en enero de 2021.

Skip to content